sábado, marzo 01, 2014

Maratón de Sevilla

Y al final fue posible...

Finalmente el sabado me encontraba en el AVE para Sevilla con toda mi familia.Sin mucho tiempo para nada tras pasar por el hotel visita a la feria del corredor. La Feria no era gran cosa pero al menos el regalo era bueno un conjunto de pantalon corto y camiseta de tirantes NB.

En la feria posando con un trofeo que no ganaría

Comida, siesta, paseo y cena en el hotel donde coincidimos con los Drinking Runners que sin duda se lo estaban pasando muy bien.

Amanece el domingo, gracias a la cercania del hotel y la buena organización (hay una lanzadera que te lleva a la salida) no hace falta madrugar en exceso. La mejor rutina premaratón, desayuno en el hotel con Borja y hacía la salida.

En la salida listos para comernos Sevilla


Fresco a la hora de la salida pero no en exceso y el cielo apunta a un día de calor. Buen ambiente en la salida con cajones relativamente ordenados y listos para salir.

Le había dado muchas vueltas a que hacer de salida y decidí hacer caso a las instrucciones pero con flexibilidad y marcarme un objetivo de salir entre 4:45 y 4:50 y ver como nos encontrabamos al final.

Concentrado antes de salir
Pistoletazo de salida y a coger ritmo. Desde el primer kilometro es fácil correr y allá vamos. En el kilometro 4,5 toca para a orinar (casí una tradición) y vamos quemando los kilometros con tranquilidad en el entorno de 4:47, controlandome para no pasarme.

Busco compañeros de viaje pero no acabo de encontrar grupo que me cuadre por lo que decido ir a la mia. Pronto el kilometro 8 donde esta el primer punto para ver a la familia, el 15 al lado del hotel nuevamente allí y se empieza a notar el calor.

Bebo en todos los avituallamiento, los primeros con botellas pero luego con vasos (mierda!) aunque afortunadamente son de silicona por lo que puedes doblarlos sin que se rompan.

Media maratón en 1:42, me encuentro bien pero la amenza de calor me indica que debo ser prudente y que debo olvidarme de buscar tiempos demasiado exigentes.

En carrera

Empieza la rutina de geles (uno cada 5km a partir del 21) y me sirve de distracción por avenidas largas con calor  y sin prácticamente animación (muy flojo el maratón en este sentido). En el kilometro 30 el calor aprieta y las piernas empiezan a pesar pero el ritmo se mantiene. En el kilometro 32 el Garmin pierde la señal (¿?) y ya no la recuperará en toda la carrera lo que me obliga a volver a la antigua usanza, tomando los kilometros manualmente.

Entrada en el parque Maria Luisa, Plaza de España y centro histórico. El ritmo decae y esta más cerca del 5'/km que del inicial pero las sensaciones son buenas. Km 38 puente sobre el Guadalquivir y nuevamente la familia, alas para acabar.

Me siento bien y no paro de pasar gente lo que me anima a apretar los últimos kilometros mientras oigo los rugidos del estadio olimpico. Entrada en el estadio y vuelta (que bonito!!!) apretando los dientes.

Llegando a la línea de meta


Miro el crono: 3:25:30. Muy contento. A pesar del calor, a pesar de todos los problemas para preparar este maratón a pesar de todos los pesares allí estaba llegando y en muy buen tiempo!!! Parafraseando una de mis citas favoritas: Un hombre no es gracias a sino a pesar de. Y yo lo he logrado a pesar de.

Poco despues llega Borja que pulveriza su mejor tiempo y se coloca en 3:30.

Contento al llegar



Victoria!!
Satisfecho, 23 maratones en las piernas, ya!.

2 comentarios:

Javi Pintos dijo...

Leches crack. Estabas alojado en nuestro hotel (yo estaba en el grupo de los Drinking), cago en la leche. Al menos te había saludado y deseado suerte, que ya veo que no te ha hecho mucha falta.

ENHORABUENA!!!!

Isidro Gilabert dijo...

Mucho, muchísimo calor a partir del 30, lo pasé fatal también... Felicidades por otra maratón y con muy buena marca!